×

Advertencia

EU e-Privacy Directive

This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

View Privacy Policy

View e-Privacy Directive Documents

View GDPR Documents

You have declined cookies. This decision can be reversed.

MI MADRE CARMELITA

Teresa de Polonia



En el número de las Santas mujeres de la Iglesia, hay 3 hermanas (Española, Francesa y Hebrea), pronto aparecerá otra Santa Teresa de la India; no es Carmelita, pero un amor y fuerza similar.

Otra excepción que yo propongo, para tu buena atención, es como una paradoja, una persona que aún vive. Por favor, disculpen mis fuertes palabras, pero deseo hablar acerca de mi madre y no dudaría en llamarla a ella también Carmelita.

Carmelita de una campiña de Polonia.


La razón por la que comencé dicho artículo fue, por una fatal noticia que recibí de Polonia. Mi madre tenía Cáncer. Fue avanzando de una forma muy rápida, que no había esperanzas de que sobreviviera. Esta fue la opinión de los médicos. Ella perdió la conciencia, tomaba muchas drogas (morfina) ¡Una tragedia!.

Estos días para mí mismo fueron terribles, yo como víctima del Servicio Secreto Ruso, estaba esperando hace ya 40 días en Japón, que tomaran una decisión o me dieran una respuesta...por qué como Sacerdote Misionero fui expulsado?, así que tenía muchas razones para sentirme incómodo, angustiado, muy mal.

De todos modos, estoy listo para ir a ver a mi madre. Una distancia enorme y un viaje muy caro. Me llevó tiempo para arreglar mi viaje, aún esperando tener tiempo para meditar acerca de ella y visitarla en mi alma!


La llamé a ella, Carmelita. Les diré porqué?. Hay 3 razones:

Su patrona era Teresa, la pequeña florecilla, ella había nacido en una pequeña ciudad (Lubianki), cerca del famoso Santuario Carmelita (Obory), cerca de Torun y ella tenía la Vocación de ser monja!.


Desde mi infancia, yo recuerdo el Icono grande de Santa Teresa, en una casa de madera muy pequeña, casa de mis abuelos.

Recuerdo esos ojos profundos de Teresa, quienes convertían a toda la casa en un pequeño Santuario. Me atraía muchísimo visitar ese lugar, también era un misterio, ya que mi abuela era un tanto especial. Ella era analfabeta, pero tenía un gran conocimiento. Ella hablaba con las almas, estuvo durante mucho tiempo hablando, no sólo con cuadros de Santos, sino también con fotografías relativas a quién había muerto, mucho tiempo atrás. Conversaciones muy serias y profundas.


Yo creo y yo sé, que ella no es ninguna bruja, pero sí Mística! Mi madre lo heredó como obsequio de mi abuela. Ella era una de los 6 niños sobrevivientes, (3 murieron).

No fue tan grande pérdida cuando ella declaró su deseo de ser Carmelita. Ella lo había planeado desde hace tanto tiempo, pero también se preocupaba, acerca de la educación. Ella caminaba 12 km diarios, hacia el centro donde estaba la escuela y posiblemente esa haya sido una razón de la enfermedad de su oído derecho.

La operación era muy peligrosa.

Una madre de 17 años de edad, una niña.... había perdido el 50 % de la audición. También era una bella mujer, su rostro se había dañado, porque la cirugía había destruido algunos nervios. (Pasó en los años 50). Su sueño acerca del Monasterio, también había terminado.


Se convirtió en maestra, y durante 10 años su cara fue recuperándose de a poco. Mi padre era 3 años menor, también un hombre guapo y un poeta muy apresurado. Se casó y al año yo había nacido.


Cuando me convertí en Sacerdote, mi madre me contó, que todo el tiempo ella rezaba mucho a Dios, para que me aceptara como Ministro Suyo en el futuro.

Porque ella no estaba disponible para servirle. Una lástima de no haberlo sabido antes, tal vez mi opción, hubiese sido el “Carmelo”. No importa, ella guardó el secreto por mucho tiempo. Pero ella no podía ocultar esa gran fe, en tiempos de recambio y crisis en Polonia. En momentos difíciles, ella enviaba cartas a USA, allí fue una verdadera monja y tía de Linden (New Jersey).

A pesar de las dificultades para la comunicación, mi madre fue la única de 6 hermanos y hermanas que trató de contactarse con América, a pesar de estar prohibido, exponiéndose a un gran riesgo.

Nosotros éramos 4 niños y mi padre bebía demasiado, así que en efecto éramos como 5 niños. Sólo la fe de mi madre decidió que la familia no se derrumbe y colapse. No se divorció, pese a todas las excusas y motivos que tenía para hacerlo. Todos, los 4 niños recibimos educación Secundaria y a pesar de ser ya gente adulta, le pedíamos de su presencia educadora grandiosa. Ella también hizo una peregrinación a Rusia, para visitarme y sostenerme, muy en los comienzos , cuando yo estaba realmente en problemas.

En cada vacación, ella preparaba la estadía para mí y para 10 o hasta 40 visitantes de mis Parroquias. En tiempo de Navidad y Pascua, ella mandó cientos o miles de cartas a los benefactores, pidiendo el sostenimiento para las actividades de mi misión. Una verdadera misionera. Sus cabellos plateados y muchas nuevas enfermedades, las ofrecía a Dios, ya que ella no tenía nunca planes personales, sólo vivía para Él.


También le ofreció el primer nacimiento de sus hijos: 3 veces, al Seminario, a la Misión en Rusia y también cuando yo sentía que sería echado de Rusia.

Le dije: Rezá para que pueda ir a China. Ella me dijo que sí, lo haré, pero por favor visítame alguna vez.

Llegó el momento que tanto deseo y sé que tengo que visitarla, lástima que como traidor, quién nunca respondió su amor suficientemente. Así que queridos amigos, acepten esta carta, como pequeño crédito para ella y para las 30.000 madres Polacas, quienes ofrecieron a sus hijos, para el Sacerdocio.

Yo estoy venerándola, contándoles “Su historia”, acerca de millones de otras madres que realizaron sus sueños misioneros en sus hijos varones o mujeres.


Sabemos un poco acerca de Margaret, la madre de San Juan Bosco, también el matrimonio Santo de los padres de Teresa Martín. Nosotros también hablamos mucho, acerca de la familia Kolbe. Etc. Hoy estoy apresurado en venerar a una persona, Teresa de Polonia, que aún vive. ¡La Carmelita!.

Por favor, no se sorprendan, esta clase de mujeres, se merece su atención.

Una cosa más, yo creo: que leyendo dicho texto como uno de ustedes, puedo empezar a rezar. Que Dios pueda ayudarla a tener un felíz pasar o hacer un milagro. Aún tenemos tiempo para participar de su alma.


Gracias mamá por todo lo que sos, Todo lo que hacés.

Tal vez, aún no sea tarde para decirte: TE AMO. Por favor espérame .......estoy en camino hacia ti.


P. Jaroslaw Wisniewski

Losowe / Random

JSN Epic is designed by JoomlaShine.com