×

Advertencia

EU e-Privacy Directive

This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

View Privacy Policy

View e-Privacy Directive Documents

View GDPR Documents

You have declined cookies. This decision can be reversed.

“Para volver a ver la fe en el Corazón”


Algunas veces, yo estaba deprimido:
La lucha de Sacerdotes jóvenes Polacos,
Restaurando la Fe Católica en Rusia.
Por: Erick Händeler


Taganrog


¿Por qué este hombre no está cansado? Un Sacerdote de 33 años. Jaroslaw Wisniewski, aún sigue en pie durante 36 horas. En tres oportunidades, el celebró la Santa Misa, una a una, en esta Pascua. Al principio, un sábado a la mañana en Wolgodonsk en una casa alquilada para la gente de ritos Alemanes. Más tarde a las 8 pm en Bataisk, cerca de Rostov, Comunidad donde la mayoría eran sólo jóvenes.

A media noche, algunas familias estaban esperando en el Auditorio en Taganrog, en el Mar Negro, a este hombre delgado, vestido con una vieja sotana. El celebró 3 Misas, concentró a gente oyente, estuvo cantando y respondiendo a todos. Permanentemente estaba alentando, animando a la gente, que era muy pobre. La oración no es el único Pan de cada día, también se busca para la Vida eterna. Algunas veces, el atravesaba 700 rutas Rusas, inreíblemente destruídas. La Organización Alemana Humanitaria, llamada “La Iglesia en necesidad”, le dio a el un Land Rover blanco, “Lada”, el pasado otoño.


El vuelve a la Casa Parroquial en Bataisk, cerca de Rostov, a las 7 am. Su ministerio siempre era espontáneo. Los niños sacudían sus brazos al verlo llegar y el pacientemente calmaba a los padres borrachos, quienes deseaban entrar a la Iglesia por la fuerza. Al mismo tiempo, alrededor de 12 personas en la Capilla, pasaba toda la noche de Pascua. Hasta muy tarde, momento del desayuno del otro día, Jaroslaw aún se quedaba allí. Se quedó dormido en el lugar, tan sólo por dos horas, pero en la noche celebró más Misas en la Capilla.

En 1992, algunos Católicos que sobrevivieron durante la conspiración comunista en Rostov, compraron una casa muy pobre en Bataisk. De éste lugar, Jaroslaw wisniewski, cuidó a otros 4 feligreses más, en un círculo de 250 Km.

Gracias a la amistad y ayuda material de algunos sacerdotes Italianos, fue posible renovar esta casa. La Capilla fue hecha a mano y los diseños, dibujos también pintados por el mismo. Los motivos de los dibujos, mostraban a Santos Rusos, pero primero de todos a San Francisco de Asís, quién había restaurado la Iglesia en su tiempo.

Con dicha idea (Fanciscana), Jaroslaw vino a Rusia, cinco años atrás (1992) a este País antiguamente Cristiano, sin experiencia, con las manos vacías pero con una gran impaciencia. “Hacer (como el dice…) que la fe, regrese a los corazones”.


Era demasiado para el, especialmente administrando corredores, suprimiendo los ruidos de la calle o de la mayoría de los Rusos, poco amistosos. Hicieron de el, que en muchas ocasiones cayera en depresión. Para esta gente, quién conocía a la Iglesia Católica, gracias a las películas Mexicanas. Así también como la personalidad del Papa, sólo venida de las noticias que decían que sólo visitaba antiguos Países que a el lo hacían sentir como en casa.

Pero más difícil que la carencia de la construcción de la Iglesia, es su propia soledad. Su mayor desafío, es no poder parar de luchar con la gente demasiado pasiva y poco amistosa. Los Sacerdotes Jóvenes decían: “Hay mucha gente en las calles que piensa, que es mejor vender condones (preservativos) que construír Iglesias”.


La Sede de Azov, del Palacio Municipal en Taganrog


La Sede (Azov) del Palacio Municipal en Taganrog, parecía que quería largar todo. El oró 50 veces cerca de allí, para ser capáz de celebrar en el edificio de la antigua Iglesia, la cual es ahora usada como biblioteca de niños. El deseaba alquilarla al menos los domingos por dos horas. Pero los Políticos en la Ciudad, aún lo prohibían. Los Católicos sólo estarían felices, volviendo a la antigua casa Parroquial.

Esta es la realidad que acordó la Ley. El gobierno tiene que traer todas las Iglesias para su propiedad. El Alcalde, Jefe de la Ciudad, está siempre enviando Sacerdotes a otras instituciones, donde no tienen poder para decidir. Cuesta mucho y exhorta todo el poder. El Alcalde, ofreció vender la propiedad de la Iglesia, con una condición: comprar para algunas familias, nuevos departamentos y renovar nuestro propio dinero. Un viejo edificio de 200 años, era el acuerdo de su deseo. “Nosotros tendríamos que pagar el doble o triple algo así. De todas formas, era un acuerdo de la Ley, que nos pertenecía”. (Comentario del P. Jaroslaw Wisniewski).


“Dénos más tiempo”. Cierta persona administradora en la Ciudad, nos preguntaba cuando a la charla le diéramos punto final.

“Hasta aquel tiempo, nosotros estuvimos luchando con todas las religiones”, excepto la Rusa. Ya que en la ciudad, nosotros tenemos en la Iglesia Ortodoxa, más de 20 grupos religiosos, reformándose ellos mismos. Evangelistas de USA, grupos Cismáticos y Sectarios. Los altos mandos oficiales de la Post-Soviet, no tenían idea acerca de la importancia o diferencia entre estos grupos.


Jaroslaw Wisniewski está trabajando en esta Ciudad, como un típico Ruso: Un importante puerto en el Mar Negro, estaba dando mucho rédito por los impuestos, pero la mayoría del dinero, desaparecía en Moscú. La mayoría de las Industrias colapsaron, muchos de entre 200.000 ciudadanos, no obtenían su salario desde el mes de Diciembre.

La Oficina del Alcalde, está pagando al diario local “Taganrogskaya Pravda” (Verdad de Taganrog), el cual era un proyecto que daba gran déficit, pero ellos querían controlar e influenciar el contenido de la información.

¿Quién iba a preocuparse de la injusticia que sufría la Comunidad de la Iglesia, pidiendo nuestra propiedad?


En 1806, los Católicos, especialmente de ritos Alemanes, Armenios, Italianos, comenzaron a construir la Iglesia de las donaciones de los Zares. Ellos solo eran responsables de decorar el interior. Después de la Revolución, los Bolcheviques, destruyeron la torre de la Iglesia, sacaron la Cruz de la punta y organizaron una biblioteca de niños en 1933. En los alrededores de Rostov on Don, había 6000 Iglesias Católicas que habían sido totalmente dañadas. El último Sacerdote Johann Lang, expulsado a Siberia en 1936, murió de hambre en 1941.


En 1991 en Moscú y en San Petesburgo, había un solo Sacerdote, hasta que el Vaticano, envió al Arzobispo Ruso, Tadeusz Kondrusiewicz.

La Iglesia Oficial Ortodoxa comenzó a gritar: “Rusia es una tierra Canónicamente Ortodoxa”. Pero el Obispo Católico era incapaz de comenzar campañas informativas más exitosas…dijo Jaroslaw, en todas partes de la Ciudad, como por ejemplo: donde sobrevivieron los Católicos, ellos habían oído de que habían comenzado a buscar al Obispo. El estaba dispuesto a dar algunos consejos, especialmente como mantener la propiedad de la casa Parroquial, para instalar Sacerdotes. Después de este tiempo en Europa, vinieron de Rusia 103 Sacerdotes Católicos, la mayoría de Bielorrusia, Países Bálticos y Polonia. 40 Seminaristas estudiaban en Moscú, 16 se estaban preparando para ser ordenados en Países extranjeros y 4 seminaristas venían de las Parroquias de Jaroslaw.


La Biografía de este Sacerdote Polaco, es un espejo de este tiempo. Desde niño el escapó de su padre alcohólico, a la Iglesia. Después de haber recibido educación y viviendo en una casa de estudiantes de la Escuela Secundaria Comunista, donde el estudió Ruso, Alemán e Inglés. El comenzó a ser un Católico más fiel; por el buen y gran ejemplo del Papa Juan Pablo II. El vino a Polonia en 1979 y proclamó a la gente su dignidad, ley y libertad. Porque por algunos conflictos en la Armada, Jaroslaw fue a prisión por 3 meses. En un cuarto muy pequeño, en medio de 4 paredes, el experimentaba como el dice: Una “Libertad, inreíblemente espiritual”. El deseaba transmitir dicha experiencia a los demás. Deseaba detener el Ateísmo, el cual conocía desde el Comunismo. Es por eso que el decidió entrar en el Seminario. Alguna vez el escuchaba para creer, pero muy desde el principio el pensó acerca de restaurar la fe en Rusia. El no fue buen estudiante, porque prefería más ejercer activamente con enfermos o niños o simplemente rezando, que estudiando. Aquel tiempo fue “espiritualidad perfecta”.


Un año pasó en la Villa, de 600 personas. En dicho establecimiento pequeño habían 3 negocios de venta de alcohol. Muchos niños tenían hambre, porque sus padres tomaban demasiado. Junto con los niños el protestaba contra esto, poniendo velas cerca de aquellas casas, donde el alcohol, había sido vendido en contra de la Ley.

Durante el tiempo de Cuaresma, el trató de insistir con la abstinencia, usaban el argumento de que los niños, posiblemente no estuvieran listos para recibir su Primera Comunión, en medio del Tiempo Pascual. Era un “modo Comunista de instruir a la gente”….agregó el. Como otros 28 sacerdotes jóvenes, el criticó el modo de proceder de algún Obispo, que luego de bendecir el auto de bomberos, participó de una fiestas con alcohol

Llegó el momento de dejar Polonia.


El vino al Obispo en Moscú, como un día la carta del Obispo Canónico, recomendándole a él, trabajar en Rusia. En este tiempo el Obispo estaba en Rostov on Don, así que se lo llevó a Jaroslaw con el. Dos días después se convirtió en el primero, después de 55 años de Sacerdote Católico en 1, 3 millones, en la Ciudad de Rostov.

Su vida comenzó en una casa de estudiantes. Sus celebraciones en un Teatro de niños.


No todas las Ciudades son tan poco amigables con la Iglesia, como lo fue Taganrog. La Ciudad de Rostov, dio a los Católicos un pedazo de tierra libre en el parque de la Ciudad, para construir la Iglesia. Al principio de este proyecto, se veía que no habría posibilidades de realizarlo, porque nadie tenía dinero. Inexplicablemente, un hombre rico Huber Liebherr, miembro de una organización. “Iglesia para el Este”, ofreció construir una Iglesia de madera como proyecto propio; porque tendría 70 m2, para aproximadamente 100 personas.


En Bataisk, el deseaba tener sólo el departamento, porque teniendo la Capilla, también aparecía una pequeña Comunidad, mayormente de adolescentes. A causa de eso, Jaroslaw tenía muchos problemas, los padres de los chicos hablaban con el, de que el tendría que trabajar en Rostov, el no podía hacer nada.

Los Cosacos, insistían en destruírle la “Capilla Ilegal” e irse a Polonia. Y si no, ellos le prometían enviarlo directamente al Cielo.


Jaroslaw, le pidió permiso al Obispo de Moscú, para registrar Bataisk como Parroquia, lo cual no era fácil de hacer. El Vaticano prefería restaurar antiguas Comunidades que crear nuevas, para evitar conflictos con los Rusos Ortodoxos. Providencialmente, una mujer que trabajaba en el antiguo Servicio Secreto, comenzó a cuidar a Jaroslaw de los enemigos. La razón por la cual lo hacía, era que durante las oraciones de Jaroslaw, un niño que sufría de una grave enfermedad, recuperó la salud.


La Iglesia buscaba un terreno. Un occidental caritativo, encontró ayuda también en la Iglesia Ortodoxa Rusa. Porque los denominados Cristianos más poderosos, estaban allí. Jaroslaw usaba en sus liturgias, algunas canciones de Santuarios Ecuménicos en el Sur de Francia. El también trataba de visitar al Obispo Ortodoxo una vez al año. Desafortunadamente, los Sacerdotes Ortodoxos, no aceptaban las invitaciones de Jaroslaw. Los Ortodoxos, siempre temieron competir con nosotros!

Estaban llamando en el pueblo a la Comunidad de Jaroslaw, “La secta más pequeña”.

El esto no lo soportaba. El esperaba una Iglesia de madera para Wolgodonsk (200 Km de Stalingrado) donde cuidaba a Católicos de rito Alemán. El necesitaba ayuda urgente.

Desde el mes de febrero, el estaba impedido a pagar una renta para su propiedad, que el usaba para rezar. El nunca supo cómo encontrar dinero para la nafta (gasolina) para el próximo mes.


El año pasado, lo respaldó la organización “Iglesia en necesidad”, con un auto “Lada”, así que no tenía que usar irregularmente el tráfico público.

El estuvo mandando muchas cartas a los Católicos del Este, pero la mayoría no fueron respondidas, así que dejó de enviar.

La Iglesia Católica en Alemania, fue ayuda por su Organización de Ayuda Humanitaria, que había empezado en 1993. 140 millones de Marcos, 2.500 proyectos en 27 Países del Este, en medio de Europa. Rusia no o permitió porque tenía sólo 45 millones de Marcos. Puede ser esta una razón por la que Jaroslaw, muchas veces se sentía solo en sus esfuerzos…


Como resultado, 2 años atrás, el había entrado en el Monasterio de Franciscanos en Polonia, porque como el decía…ahora tenía grandes dificultades de aceptar que jamás podría ser Todopoderoso u Omnipotente.

Ahora se había dado cuenta, que sólo podría trabajar hasta que perdiese todas sus fuerzas. En algunas acciones dificultosas, el tendría que dejarlo simplemente a la Providencia de Dios.

Losowe / Random

JSN Epic is designed by JoomlaShine.com