×

Advertencia

EU e-Privacy Directive

This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

View Privacy Policy

View e-Privacy Directive Documents

View GDPR Documents

You have declined cookies. This decision can be reversed.

OPERACIÓN FÁTIMA (1)


Acerca de la Virgen en Fátima, hay muchos libros, existen películas, testimonios, investigaciones y descubrimientos. Hoy desearía hablar acerca de la experiencia, de algunas personas comprometidas en la realización de las Profecías de Fátima. Sacerdotes y personas Laicas del mundo Post-Soviético. Me estoy incluyendo acá también – Polonia. Deseo contarles que yo estuve participando personalmente.


Invitación

En enero de 1995, después de haber pasado 3 años en Rusia. Comencé a esforzarme, para ser removido de la Diócesis de los Franciscanos Conventuales. Algunas personas quedaron un poco sorprendidas, porque soy “un maestro sorprendente”.

La gente no estaba enojada, excepto del Obispo de Moscú. Se mostró triste, pero sin expectativas, después de hablar conmigo acerca de mí deseo. El informó acerca de su decisión, de enviarme a Fátima como delegado con otros cuatro sacerdotes europeos y rusos. El Arzobispo Kondrusiewicz, es conocido como un hombre fuerte, pero su alma y sermones, son muy sensibles. Ocurrió que el pudo llorar durante su charla (conversación), especialmente cuando habló del pasado. Tiempo de persecuciones. Conmigo lo mismo, algunas veces el cicatrizaba fuertemente mi comportamiento, pero algunas veces me estaba haciendo un gran favor. Siendo su delegado en ese momento, yo deseaba ser removido a Rusia. Fue un enorme favor. Misericordia Estratégica.


Esperando el Viaje

Los últimos días en Rusia, me llevé conmigo muchos feligreses (parroquianos) a Polonia. Yo deseaba mostrarles a ellos, mi ciudad natal SKRWILNO y los mejores Santuarios en CZESTOKHOVA y en NIEPOKALANOV: Nosotros estuvimos viajando en un autobús ruso, desde el norte del Cáucaso hasta Polonia; durante dos días y alrededor de una semana en Polonia. Los conductores estaban enojados porque yo les quería mostrar lo máximo posible, entonces las distancias se hacían doblemente largas, de lo que ellos esperaban. Al final del viaje, les presenté a mis feligreses (parroquianos) al Padre Jacek Soroka (OFM) conv.; como su nuevo Pastor en el período de mi noviciado. El Superior Franciscano, me prometió que después de un año de prueba, yo volvería a Rusia para continuar mis actividades como franciscano. Fue una promesa que me puso muy felíz, así que yo estaba esperando que el viaje a Fátima se realizara. Era una linda oportunidad para agradecer, por mi experiencia misionera y para orar por mi futuro. El vuelo a Fátima, estaba planeado para el 17 de Julio y no fui informado acerca de ningún detalle del viaje. Yo me preguntaba a mi mismo… “Realmente podrá ocurrir o no?”.


El Vuelo

En el Aeropuerto de Varsovia, fui uno de los primeros, al rato aparecieron algunos sacerdotes de Kazakhstan y era posible también oír el idioma Ruso. Fue muy lindo esuchar dicho idioma en el aeropuerto Polaco, un sentimiento muy nostálgico, después de haber estado dos semanas fuera de Rusia. Allí también estaba mi Decano del Cáucaso, el Padre Czaplicki. El me ayudó mientras estábamos allí, porque mi Pasaporte extranjero estaba muy dañado. El explicó como Superior mío, que ser sacerdotes en el Sur de Rusia, era estar poniendo diariamente en peligro nuestras vidas. Nuestros pasaportes los llevábamos siempre en el bolsillo y como muchos soldados nos controlaban, era por eso que los documentos no podían estar en buen estado. El viaje fue patrocinado por los P.Palotinos Polacos.


Fátima

Allí había, alrededor de 50 sacerdotes en el grupo. De Bielorrusia, Ukrania, Lituania, Kazakhstan y nosotros 4 sacerdotes de Rusia. El vuelo a Lisboa estaba un poco demorado. Fátima está a 100 km de Lisboa. Llegamos al lugar a media noche, así que era imposible visitar ningún lugar. Estuvimos viviendo en cuartos muy pobres, como los scouts en un campamento de verano. Yo era capáz de escuchar diariamente a mi Decano Czaplicki, orando el breviario en otro cuarto, porque las paredes eran simplemente simbólicas. En efecto todos los Sacerdotes estábamos viviendo en el salón grande, durmiendo en camas de dos pisos (cuchetas). Yo estaba viviendo con un Sacerdote Alemán. Trabajando en el ciudad de los Marcos, en el Volga. El fue muy amable, predominante en mi vida religiosa. Y dando buen ejemplo, entrando a la Santa Capilla por primera vez. A veces yo me perdía con mi corto breviario y entonces el me lo daba con el comentario.


Competición

La naturaleza de Fátima, era un poco exótica. El clima muy caluroso. La plaza principal era muy grande, como algunos estadios. Un año más tarde era capáz de compararla con la plaza de San Petesburgo en Roma. En efecto, Fátima me produjo una impresión mucho mayor. Al mismo tiempo yo me sentía en mi propia ciudad., en ambos lugares. Me había sorprendido y me preguntaba a mi mismo, porqué me siento acá tan bien?? Posiblemente, la misteriosa presencia de la Santísima Virgen María, estaba produciéndome dicho sentimiento. Nosotros estuvimos aquí para estudiar y transmitir en Rusia, todos los detalles de los mensajes de Fátima. La mayoría de nosotros, venía por primera vez a este lugar. Todos estábamos muy emocionados. Allí estuvo el Padre Mazur, de Bielorrusia, furuto Obispo Siberiano. El Obispo de Kazakhstan Lenga, era muy humorístico. El Obispo Ucraniano Shyrokoradiuk, era formador de los Franciscanos, acababa de convertirse en Obispo. Por eso no estaba muy acostumbrado a revestirse de rojo. Allí también estaba la Unión Bielorusa. También el Superior de la Iglesia del Rito Oriental, Sergius Gayek con su grupo, algunos sacerdotes de Congregación Mariana. Nosotros vinimos específicamente a estudiar los mensajes y también a descansar, después de muchas confusiones y dificultades del mundo post-soviético, que había causado a los Sacerdotes Católicos. También la gente estaba muy atraída por la comida y el vino Portugués . Clemens, se veía muy confundido de cuando en cuando, en dicha atmósfera y el prefería pasar su tiempo rezando…algunos sacerdotes lo seguíamos a el.


Consagración

Exceptuando el estudio, nosotros también estábamos celebrando. La Misa diaria era en Polaco, porque era más fácil para la mayoría de la gente que era de orígen polaca. Aparte era comprensible aún para alemanes de Kasakhstan. La traducción de las clases era también del Portugués al Polaco. En la noche se hacia el Rosario y la procesión de velas. El Rosario se realizaba en muchos idiomas diferentes, en aquellos días mayormente en idiomas europeos del centro o del este. El último día, los Obispos, consagraron a nuestra Nación al Inmaculado Corazón de María, pidiendo el perdón por el ateísmo, alcoholismo, por los abortos y por muchos otros pecados nacionales. El Cardenal Swiatek de Bielorrusia, bendijo cientos de imágenes y otros recuerdos religiosos que nosotros llevábamos de regreso a Rusia.

En el Ómnibus, cada sacerdote que viajábamos desde Fátima de regreso a Lisboa, íbamos con gran recogimiento interior…a causa de la bella atmósfera que por último tuvimos en Fátima. Así que el viaje fue muy rápido Varsovia apareció inmediatamente en la pantalla del avión .


De regreso

Todo lo ocurrido en Fátima, me había impresionado mucho. Yo seguía teniendo mucho tiempo. El noviciado franciscano, comenzaba en septiembre, así que hice una peregrinación a pie a Czestokhova. En este tiempo, la gente polaca hablaba mucho a cerca de comezar un programa de TV Católico en Niepokalanov, en el Santuario de San Maximiliano. Los franciscanos tenían precisamente, un permiso para comenzar dicho proyecto, pero se esperaban grandes donaciones y por sobre todo muchas oraciones, ya que era muy costoso. Era un momento muy peligroso, así que yo también oraba muchísimo, aún escribiendo muchas cartas a la gente responsable. Yo era muy ingénuo sobre la apelación que hice en TV sobre Fátima. Yo mandé primero a todos los Obispos Polacos y en el mismo sobre a los Superiores de todas las Congregaciones Religiosas. Yo estaba compartiendo con ellos, mi impresión de Fátima y el urgente apoyo de ellos que necesitábamos para la TV. Ambos tópicos estaban bajo el control del Obispo, así que no era necesario recordarle acerca de ello. Poco tiempo después, tuve noticias de que el Episcopado Nacional Polaco, decidió peregrinar con la Imagen de la Virgen de Fátima en todo el Decanato Polaco. Primero yo pensé que no era posible, pero aún mi pequeño y nativo Skrwilno, un nuevo centro del Decanato, tuvo la dicha Misericordia. Poco tiempo después, mi piadosa madre, tuvo muchas impresiones liadísimas e historias para contarme.


A.D 1995

En 1995, gracias al Post-Comunismo, fue un tiempo muy anticlerical en Polonia. También fue un tiempo de difícil elección. Yo tuve la noticia en el Monasterio, de que eran muchas las charlas negativas que se oían acerca de los políticos y de la Nación Polaca.! Yo era un simple fraile, limpiando los corredores de la Iglesia, el jardín, ayudando a las hermanas de Santa Clara, su pobre vida…especialmente orando la Misa diaria por todos.

Cuando la gente polaca, eligió al Presidente Comunista, yo lloré fuertemente en la Capilla, en lo profundo de la noche. Fue justo en aquel momento que yo tenía la certeza de que el mensaje de Fátima iba también dirigido a Polonia, para ser convertida del mismo modo que Rusia, desde lo profundo del ateísmo. La hermana Lucía, una de los tres pastorcitos de Fátima, continúa viva. Se le preguntó por carta si “la conversión de Rusia”, incluía también a alguna otra Nación Soviética. Ella dijo: “Sí, incluye otros aliados Soviéticos como Polonia”. En efecto Polonia debería convertirse. Es por eso, que nuestra Iglesia Católica es tan pobre dando testimonio de Cristo en las misiones. Porque aún no se ha convertido. (es un tiempo significativo).

La imagen de la Santísima Virgen en Fátima, milagrosamente después de la “visita polaca”, ingresa en Rusia. El comienzo de la peregrinación fue el 13 de Octubre en Kaliningrado; así que Ella ingresa en San Petesburgo el 7 de Noviembre de 1996…


San Antonio

En mi vida hubo muchos cambios. En aquellos días, los franciscanos y todo el mundo Católico celebraba el aniversario, número 600 de San Antonio. Las reliquias de San Antonio, visitaban Polonia al mismo tiempo que la Imagen de Fátima. Posiblemente fue porque la gente no había reaccionado antes tan calurosamente, con la visita sola de San Antonio, yo pude verlas personalmente aquellas reliquias en Miedniewice y en Niepokalanov, habiéndolas podido tomar en mis propias manos.

Es muy fácil dar testimonio, como Fátima y San Antonio están inclinados el uno al otro. Parecería ser una paradoja, pero San Antonio de Padua, del (Norte de Italia), nació en efecto en Lisboa, osea en Portugal y no mucha gente lo conoce…El mismo País como Fátima, justo visitado por mí con muchos sacerdotes Soviéticos. Estábamos felices visitando la Iglesia de San Antonio, construída en el lugar donde el nació. Y justo en medio de su aniversario.


Paradoja

Me encontré con las reliquias en Miedniewice, las cuales visitaron Rusia también, del mismo modo y tiempo que con la imagen de Fátima. Se podrían hacer muchos comentarios acerca de esto. Yo les diré sólo una cosa: “La Misericordia Estratégica” del Arzobispo Kondrusiewicz.

Fue acertado, yo salí del noviciado franciscano…recordando Fátima y la gran nostalgia hacia mis antiguas actividades en Rusia. Regresé a mis feligreses (parroquianos), como traidor. Humilde y listo para preparar el viaje allí, a la Santísima Virgen y venerar también a San Antonio con mi gente. En ambas visitas, tuve accidentes de auto, ambas veces muy cerca de morir. Tenía un auto ruso (Niva) de un benefactor alemán y no acostumbrado a manejar en un camino adecuado, demasiado apresurado, tal vez, tratando de recuperar el tiempo perdido. Mis amigos rusos le llamaban a mi auto “Milagro uno”. En este momento mi historia se está volviendo demasiado personal, así que tal vez sea mejor hacer una pausa.



P. Jaroslaw Wisniewski

Losowe / Random

JSN Epic is designed by JoomlaShine.com